33. Marcos 6:1-6

Estudio del 20 de noviembre de 2018 en la Iglesia Evangélica Pinar del Río, Barcelona.

Biblia Textual

Salió de allí y regresó a su tierra, y sus discípulos lo siguen.
Llegado el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga. Y la mayoría se asombraba al oírlo, y decía: ¿De dónde saca éste estas cosas, y qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y qué significan estos milagros hechos por sus manos?
¿No es éste el carpintero, el hijo de Miriam, y el hermano de Jacobo y de José, y de Judas y de Simón? ¿No están aquí también sus hermanas ante nosotros? Y se escandalizaban por causa de Él.
Y Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su tierra, y entre sus parientes, y en su casa.
Y no podía hacer allí ningún milagro, excepto que sanó a unos pocos enfermos imponiéndoles las manos.
Y estaba asombrado por la incredulidad de ellos; y así, recorría las aldeas de los alrededores enseñando.